28/4/08

Lo que tengas ahí, necesito besar

"La próxima vez que te vea pensando una frase, sé que voy a rogar por que no me lastime". El mundo es un lugar muy cruel y eso es algo que tendremos que aprender. La parte cruel es que no para nunca, para nadie. Nuestra poderosa o frágil capacidad de retener cosas hace que los recuerdos sean para siempre, o instantes efímeros. Una tardecita que nos tomó por asalto, la pizza gratis, el praliné, el vino malo, la mujercita del chicle, el hombre inconsolablemente triste en el bar donde escuchamos a Zeppelin, el camino equivocado, la sábana colgada en el balcón, la ducha tibia, la remera vieja que me regaló, las tres horas de sueño, los Beatles, el ruido molesto de la máquina de la felicidad que ideó, la luz insoportable colándose por la ventana, su constante conexión, mi inhóspita desconexión, el café en jarrito, la bicicleta en la bajada, el curry y el pescado, las fotos de una chica triste con vestido que se va y se queda, el banco de la plaza donde me besó, la pintura que no dejó que le regalara, la caída en el bar, las ganas sórdidas que me invaden, la nostalgia por sorpresa, el abrazo eterno, incansable, siempre el abrazo...y las posibles cosas que se pongan en nuestro camino. Todo va a seguir bendecido por la frase del domingo a la noche más delirada y tierna del mundo "No pares de besarme..."

3 comentarios:

amaliovilla.com dijo...

me dieron ganas de que me besen.

silbar dijo...

pocas frases son las que nos gusta escuchar eternamente, y ésa es una de ellas.

María Gabriela Costigliolo dijo...

guau... que bello, y uno se cree que esta solo e estas cosas.. suerte en bs as...