9/4/09

Con aire francés




"A veces me asusto al verte dormida, tan hermosa como una princesa encantada. Entonces el hielo parece rodearte con puntas afiladas como estiletes. Un solo gesto, o un pensamiento temeroso, aun involuntario, parece fatal. Lamento no ser todavía el príncipe que pueda despertarte. Tendrás que dormir durante quinientos años, hasta que yo llegue a ser el que debo ser, concentrándome en el vidrio empañado del tren, esta noche, entre los conscriptos y las familias de campesinos, rumbo al Sur. Sabés que solo así voy a salir de este juego de debilidades, y a dejar de comer pastel en esta interminable hilera de cumpleaños.

No quiero ser sincero. Las justificaciones y las confesiones son para los moribundos. Yo quiero la verdad.


Nunca sabrás cuantas veces, acostado a tu lado, me asaltó esta necesidad de salir corriendo por las calles y ya nunca detenerme, de reventar en mil pedazos como una gigantezca supernova. Ni nunca sabrás nada de los tribunales de semidioses que juzgan y rechazan cada acto de mi vida, ni de la melancolía por los años perdidos que se va volviendo la única alegría del que se queda esperando. Ni de cómo estos absurdos intentos por convertirme en un hombre normal están desgarrando mi cuerpo y mi alma hasta límites imposibles".



PABLO KRANTZ



Músico y escritor argentino nacido en 1970 en Buenos Aires y radicado en París, Francia entre 2002 y 2007. Allí ha publicado un disco de canciones, dos novelas y un libro de cuentos (en francés). En Argentina publicó tres discos y dos libros de cuentos (en español).

Este texto fue de "Dame un coche tan rápido que no lo alcancen los recuerdos". Actualmente vive a mitad de camino entre ambos países.


Escuchalo por acá: http://www.myspace.com/pablokrantz




2 comentarios:

Gaby dijo...

ME ENCANTO EUGE, VOY A CHUSMEAR.. GRACIAS POR EL DATO. uN BESOTE

Karmakiller dijo...

un interesnte descubrimiento...
lo leere cion mas detenimiento cuando pueda, gracias por pasar por el blog!