4/7/09

cantata en el recreo



Hoy fue otra vez sábado y sigo con mi promesa de no fumar. Hoy llegué tarde de nuevo y me quedé sin espacio pero aprendrí que es fácil abrir de los nuevos. Me puse las medias con pompones y fui un gatito de hocico bigotudo como Chipi que se enreda a través de ellos. Viajé sentada y escuché por la radio una canción de Fito que me emocionó. Pasé por ese bar que una vez no encontré. Justo cuando estaba empezando a extrañar a Petru, él hizo su aparación mágica. Le miré la barba crecida y le dije que me molestaba su olor a cigarrillo. Me reí cuando dijo que quería hacerse comunista. Me entregué a su abrazo calentito dos veces. Una vez cuando tenía frío y otra cuando me mostró un mensaje de texto que por falta de crédito nunca recibí. El mensaje más lindo que me escribieron en mucho mucho tiempo. Hoy comí garrapiñadas y tutucas como pajarita. Dije de nada varias veces y me dí cuenta que cuando digo de nada frunzo la nariz. Saludé a mis amigos de la Plaza Dorrego. Le toqué el dedito a León y sonrió. Hoy no vendí ningún caracolito y no me importó. Recibí dos regalos. Un botón con carita feliz y una tapita de gaseosa negra. Hoy el pelo me brilló de muchas maneras, se me formaron muy redondos los rulos y me puse el sombrero amarillo y a todos les gustó. Hoy aprendí que en Colombia a los rubios les dicen monos. Me dí cuenta que cada día digo menos: ¡Tengo una idea!. Me puse colorada cuando Harley vino a saludarme y no me importó que estuviera borracho. Hoy me jacté de lo exquisita que me había salido la tarta de verduras. Que igual mejor calentita. Había llevado solo para mí pero elegí compartir. No hice fuerza ni una vez para ser yo misma. Hoy extrañé a Polaina, porque ella juega más y mejor. Me robé una postal en ese bar. Me puse perfume de naranja como treinta veces. Quise tanto como pude. Me divertí de lo lindo y pensé que cuando soy feliz el cuerpo se cansa más rápido. Y que para ir a visitarlo falta muy poco. Menos de lo que me imagino. Hoy dije cuando llegue lo escribo y lo escribí.

4 comentarios:

Xaj dijo...

Està bueno eso de aprender a gotas. Que se vayan acurrucando en el vaso.

Saluditos.

Gaby dijo...

Euge que lindo esto... un beso.

Eugenia dijo...

Xaj: que se vayan acurrucando en el vaso, si! y que se multipliquen! quiero aprender!


Gaby: es lindo, sí. Gracias por su paseo!

Anónimo dijo...

Me alegraría mucho que tuvieras muchos sábados, domingos, lunes... como éste. Y que se te canse el cuerpo más rápido por ser feliz.
Esto sí que me hizo lagrimear... besos. La Mummy