4/8/09

warning




Ahí andan los que no logran conciliar el sueño, como fantasmas, descontentos con la vida que les tocó en suerte dicen ellos, sin una gota de pasión, descoloridas sus risas, agotadas sus posibilidades de imaginar.
Ahí andan los que creen que la ilusión y la fantasía es exclusividad de los bohemios, que llevan las cuentas de todo lo que gastan, que no gastan un segundo de sus vidas oyendo la melodía del silencio, que lo llenan todo con palabras para no tener que dejar traslucir sus pensamientos, que no confían en nada que no se pueda ver ni tocar.
Ahí andan los que descreen del arte por ser metódicos y previsibles, los que nunca están listos para la sorpresa ni para los imprevistos cambios de clima, los que cantan solo cuando están enojados, los pulcros, los disciplinados, los correctos, los que jamás olvidan nada, los que viven la vida por televisión.
Ahí andan los calculadores, los religiosos, los fanáticos, los que temen desnudarse, los que jamás andan descalzos por miedo a resfriarse, los conscientes, los previsibles, los categóricos, los obvios, los moderados, los conformistas, los que compran cosas porque no saben qué hacer con el esqueleto ni con los espacios ni con el pensamiento.
Ahí andan los mediocres, los prolijos, los gobernados. Ah… pobres, si supieran que van a morirse! Simples mortales!
Te los encontrarás en la cola de un banco suspirando de furia porque tienen que esperar, en la escalera mecánica de un shopping o en el cine viendo una película americana, en el hall de tu edificio, comprando el diario, en un bar de Palermo o en la boda de tu mejor amigo. Andan por cualquier lado, todos visten y huelen igual. En invierno se quejan del frío, en verano del calor, muchos de ellos están especulando cuánto subirán sus acciones en la bolsa mañana mientras sus hijos se emborrachan en la esquina del colegio.

4 comentarios:

Thotila dijo...

Hay que gasear toda Bueos Aires con fosgeno! Como diria Roberto Arlt.


Aguante Talleres.


Saludos.

Anónimo dijo...

Cuanta tristeza maquillada anda vagando por las calles!

Gaby dijo...

la miseria es de todos... todos tenemos un poquietos de ellos y ellos son por nosotros... pero no me caen biend e todas maneras. Un beso

Anónimo dijo...

A la pipetuá que está fuerte esto!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!